Seguro que os suena, llega el primer día de cole y a tu hijo le han cambiado de clase, o su tutora ya no está trabajando en ese centro. Y es que la vuelta al cole puede ser maravillosa, pero también puede dar lugar a que aparezcan ciertas preocupaciones.

Los cambios en general nos producen ciertas inquietudes, así es qué con más razón, si se suceden en el centro educativo de tu hijo o hija.

Si estás pasando por algo de esto, toma nota:

1.Tienes que saber que la inseguridad que producen estos cambios afecta principalmente a los adultos. Los niños y niñas, se adaptan de mejor forma a estos cambios.

2. Si sientes inseguridad, es fácil que se la transmitas a tus hijas e hijos, y propiciar dificultades a su trayectoria escolar.

3. No hagas comparaciones entre l@s tutor@s y/o l@s compañer@s anteriores y actuales, eso sólo puede hacer crecer la desconfianza y la inseguridad.

4. Piensa antes de hacer un juicio de valor, y sólo hazlo si existen datos objetivos.

5. Ante dudas, habla con la tutora o tutor, SIEMPRE.  

6. Manifiesta ante tu hij@ una actitud de confianza hacia la nueva situación.

7. Aprovecha esta situación te ayudará a enseñar a tu hij@ que la vida no es previsible, a veces suceden cosas que no podemos controlar.

Recuerda siempre que lo mejor es Hacer @EquipoEducativo